Resultado de imagen de Lidl planta de Alcalá de Henares

 

La compañía ha recibido hoy esta distinción en un acto celebrado en sus instalaciones y al que han acudido la secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, y el director general financiero de Lidl Supermercados, Ferran Figueras, entre otros responsables.

Durante la visita a la planta, Poncela ha conocido el sistema por el que los residuos se clasifican en 22 categorías después de ser debidamente separados, con el cartón como el más numeroso (54 %), seguido de plástico y textil (7 %) y de alimentación seca, chatarra y madera (2 %).

El uso de estos residuos es variado, y mientras el cartón, la madera, el plástico y la chatarra se usan como nueva materia prima una vez valorizados, el textil se transforma en hilos o trapos y la alimentación seca se reutiliza en pienso para animales.

Finalmente, el 16 % de los residuos considerados “basura” -fundamentalmente restos de alimentos frescos no aptos para el consumo- también se ha conseguido reutilizarlos, convirtiendo los inorgánicos en combustible sólido recuperado (11 %) y los orgánicos en compost (89 %).