El desperdicio alimentario

 11:45

 Imagen de una mesa con alimentos. Foto: Pexels.

 

El primer eje de esta iniciativa es el del “conocimiento”, ha recordado Herrero, de ahí que se pusiera en marcha el panel sobre el desperdicio alimentario con la participación de 8.000 hogares.

Cada español tira a la basura unos 26 kilos de alimentos al año, una cifra que supone que cada año se desperdician unos 1.229 millones de kilos en total. Es un 4,3 % de la cesta de la compra total, según el Informe del consumo en Alimentación en 2017 del MAPA.

Estas cifras significan solo el 5,7 % del volumen de alimentos desperdiciados, lo que implica una “mejor gestión de compra y el uso de alimentos y confirma la concienciación de las familias en la lucha contra el desperdicio alimentario“, detallaba el informe que hizo público el Gobierno en junio.

En cuanto a las razones, el 70 % de los consumidores asegura que tira comida en sus hogares por pereza o descuido, y sólo el 15 % que no desperdicia nunca alimentos, de acuerdo a los datos del estudio que realizó Aecoc sobre los hábitos de aprovechamiento hace un año.

Los datos oficiales de la FAO a nivel mundial reflejan que un tercio de la producción de alimentos -1.300 millones de toneladas- se desperdicia y, por ello, el objetivo de las Naciones Unidas para 2030 es reducir este desperdicio a la mitad, un reto “ambicioso”, ha reconocido Herrero. Ha recordado, además, que en el marco de la Unión Europea (UE) ya se trabaja en la directiva marco de residuos que afectará al despilfarro de comida.

El sexto punto de Encuentro de Aecoc, con el lema “Juntos alimentamos soluciones”, es el acto central de la Semana contra el Desperdicio Alimentario, en la que se han desarrollado actividades de sensibilización en mercados, centros de distribución y comedores escolares, entre otros ámbitos.

En la jornada de hoy está previsto que se presenten casos de buenas prácticas en la industria, la distribución y la restauración, pues tal y como ha insistido Herrero es “fundamental” la colaboración entre entidades públicas y privadas, y con todos los eslabones de la cadena.

En este encuentro se analiza el impacto económico, social y medioambiental del desperdicio de alimento, así como su marco legislativo; en esta línea, se presentarán las conclusiones de la Ponencia de Estudio sobre este asunto en la Comisión de Agricultura del Senado.  El documento fue aprobado por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, con casi 200 conclusiones, recomendaciones para los eslabones de la cadena alimentaria y la propuesta de una ley para garantizar la seguridad jurídica en las donaciones.