Resultado de imagen de luis planas ministro

APAG Extremadura ASAJA considera que la reunión mantenida ayer entre el Ministro de Agricultura, Luis Planas, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, pase sin pena ni gloria para los agricultores y ganaderos de esta región.

Tras analizar esta cita institucional, APAG Extremadura ASAJA lamenta que problemas agrarios de gran calado para la región hayan sido omitidos, a pesar del grave perjuicio que está causando al sector.

En concreto, esta organización echa de menos que ambos dirigentes no hayan abordado la problemática de precios que tanto estrago está causando a los profesionales del campo. En este sentido, reprocha que la Administración no haya cogido el toro por los cuernos ante el continuado descenso de las cotizaciones, a pesar de la muy buena calidad de los productos.

Los frutales, el tomate, el maíz, el arroz o los cereales de invierno son algunas de las producciones que se están viendo gravamente castigadas, por lo que esta organización advierte de que si no se ponen cuanto antes medidas que corten de raíz esta preocupante situación, el sector agrario y, por ende, la economía extremeña, caerá en un pozo de difícil salida.

Otro de los problemas que están afectando seriamente al sector agrario de Extremadura es la crisis por la que atraviesa el cereal de invierno.  A pesar de los contínuos reclamos realizados por esta organización, la Junta sigue haciendo oídos sordos y mirando hacia otro lado, una actitud cuanto menos lamentable e irresponsable, que también parece asumir el propio Ministerio.

Por otra parte, el regadío de Tierra de Barros también merecía un análisis exhaustivo por parte en esta visita institucional. Su declaración de interés general es esperada por los agricultores de la zona como agua de mayo, al igual que ese compromiso presupuestario del Ministerio de Agricultura, que nunca llega. Ante esta circunstancia considera que el mucho ruido y pocas nueces de la Junta y del Ministerio debe dejarse a un lado para empezar a actuar, dando por fin viabilidad a este proyecto de tal envergadura.

Respecto al proyecto de candidatura de la Reserva de la Biosfera de La Siberia, APAG Extremadura ASAJA pide, en primer lugar, que se respete la voz de los habitantes que no desean esta titulación ambiental y concienciación ecológica excesiva para su comarca, pues solo traerá consigo más restricciones y burocracia desmedida. En segundo lugar, subraya que este proyecto no cuenta con la unaminidad clara en los apoyos de la población y sectores de La Siberia, una de las máximas exigencias que tiene la UNESCO para declarar una zona Reserva de la Biosfera.

Ya en clave europea, esta organización espera que Guillermo Fernández Vara y Luis Planas ratifiquen su compromiso con el sector en la reforma de la PAC, incrementando o al menos manteniendo la financiación de esta ayuda imprescindible para la viabilidad de los sectores agroganaderos extremeños.