Resultado de imagen de ganaderia

El Parlamento Europeo (PE) abogó por limitar el uso de antibióticos en granjas para evitar generar resistencias bacterianas y su transmisión a humanos y que estos se utilicen solo cuando un veterinario los justifique y exista un alto riesgo de infección en las cabañas de animales.

El uso metafiláctico -es decir, el tratamiento de un grupo de animales cuando uno muestra signos de infección- debe ser el último recurso, “y solo debe ocurrir una vez que un veterinario le haya diagnosticado una infección y le haya recetado antibióticos”, afirman los eurodiputados en un reglamento adoptado hoy en el pleno.

El texto, que aún debe ser respaldado formalmente por el Consejo para su aprobación, también impone que los alimentos importados tendrán que cumplir con las normas de la Unión Europea (UE) y que los antibióticos “no pueden utilizarse para mejorar el crecimiento de los animales”.

Usarlos para tratar a un grupo de animales cuando solo uno muestra infección debe ser el último recurso, según la UE

Además, esta legislación prevé incentivos para la investigación de nuevas sustancias activas y protege las inversiones.

“Este es un gran paso adelante para la salud pública. Más allá de los agricultores o dueños de animales, el uso de medicamentos veterinarios nos concierne a todos, porque tiene un impacto directo en nuestro medio ambiente y en nuestros alimentos. En definitiva, sobre nuestra salud”, afirmó la eurodiputada francesa Françoise Grossetête, ponente del texto. La eurodiputada socialista Clara Aguilera consideró el reglamento “ambicioso”.

“Dará más seguridad a los consumidores sobre los productos ganaderos de la UE y ayudará a conseguir un triunfo en nuestra lucha contra la resistencia antimicrobiana”, dijo.

La organización europea de consumidores, BEUC, acogió estas nuevas reglas que “prohibirían en principio la rutina preventiva de utilizar antibióticos”.

“El uso de antibióticos en animales sanos solo se permitiría en circunstancias excepcionales, tras una cirugía y solo en casos individuales. Cuando una cabaña esté enferma, también se permitiría el tratamiento para evitar el contagio de una infección o enfermedad”.