El Cabildo invertirá un total de 687.000 euros en la impermeabilización de la balsa de Aguamansa, en el término municipal de La Orotava.

  

El Consejo de Gobierno insular acordó recientemente encomendar a la empresa Tragsa la ejecución de estas obras, que permitirán optimizar la capacidad de almacenamiento del agua de riego.

El vicepresidente insular y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, destaca la importancia de esta actuación porque esta balsa “surte a toda la zona productora de papas de Benijos y, en este sentido, tanto el presidente del Cabildo como yo mismo nos comprometimos con los agricultores a mejorar esta instalación para que no se produzcan fugas”.

La balsa, que cuenta con una superficie de 17.520 metros cuadrados, beneficia a más de 1.300 agricultores de la zona. Esta instalación constituye hoy el depósito de cabecera de la red de riego de medianías del Valle de La Orotava, complementando el sistema con los depósitos de pequeña capacidad de ‘Cueva del Negro’ y ‘Las Llanadas” que funcionan como elementos de sectorización de la demanda. Por otro lado, la balsa del barranco de Benijos, en la zona intermedia del Valle, también está conectada a Aguamansa y depende de los caudales de esta zona.

Fugas de agua

Aunque el embalse tiene una altura de 17,5 metros, en estos momentos está prácticamente inhabilitado para altura de aguas superiores a los 8,5 metros ya que a partir de ahí el caudal de pérdidas es bastante importante debido al deterioro de la impermeabilización actual, por lo que solamente se está aprovechando el 25,6 por ciento de la capacidad.

“Precisamente lo que pretendemos con esta obra es que los agricultores puedan disponer de más agua de riego especialmente en el período estival, donde habitualmente tienen que adquirir volúmenes de agua complementarios por no poderse aprovechar la máxima capacidad de la balsa”, indica el consejero insular.

Las obras, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, comenzarán a mediados de octubre para no interferir en las necesidades de suministro de agua de riego que se producen durante el verano pero siempre teniendo en cuenta las condiciones climáticas que se sucedan en esas fechas.